Los primeros acordes

Aquí dejo el texto que presenté al concurso de relatos breves organizado por TMB para el Sant Jordi de 2013. No pasó la criba para finalistas. Espero que os guste.

Los primeros acordes.

Las llamadas a medianoche no son llamadas, son avisos. Son noticias que no llevan consigo nada bueno. Son sobresaltos nocturnos. Desvelos. Fuente de repentinos insomnios.
Javier recibió una llamada a las 7 de la mañana, mientras sostenía en su mano una taza de café humeante.
Ese café era parte de su rutina, adquirida a lo largo de los últimos 5 años que hacía que se había trasladado a un pequeño apartamento en las afueras de la capital. Por ese orgullo que nace en los hombres al rozar la cuarentena, Javier cuidaba sus hábitos de manera celosa. Se despertaba con los primeros rayos del Sol, corría una hora, se duchaba, se afeitaba concienzudamente, se vestía con unos de sus últimos trajes a medida adquiridos a un sastre local, y tras el zumo de naranja y el café, salía para iniciar su jornada laboral antes de las 8.
Hace 2 días, cuando Javier apuraba su café, su móvil sonó insistentemente. Sin mucha prisa, pensando que su asistente hacía méritos de buena mañana, Javier miró la pantalla. Su rostro cambió de semblante en décimas de segundo. Lo que tardó en ver los números +3493…en la pantalla y consultar su reloj, más por rutina que por necesidad. Cerca de las 8 en las afueras de Tokio, medianoche en Barcelona. Malas noticias de casa, en un amanecer en el país del Sol Naciente.
El anuncio de la repentina muerte de su padre cogió a Javier desprevenido. Sin margen siquiera para asimilar las palabras de su hermano Carlos.
– El pap ha mort. La cerimònia és d’aquí dos dies. T’esperem. Agafa el primer vol que puguis. Fes-ho pel papa. Fa temps que no us parlàveu però ell ho hagués volgut. Sí, la mama està molt afectada, l’ha trobat ella. No, encara no sabem res. Aquí és mitjanit, com pots imaginar. Sembla que ha estat fa una hora, la mama l’ha trobat al seu sofà. Saps? Sonava l’aparell de música, l’ O sole mio, la dels tres tenors.
Recordes??…
Hace dos días de la conversación. Javier apenas ha dormido desde entonces. Su barba ha crecido, a la par que sus ojeras. Deambula por Barcelona, después de asistir al entierro de su padre, donde ha podido, por fin, llorar por él, y pedirle perdón en silencio. Por alejarse de él. Por no dejarse aconsejar y dejar su carrera de exitoso concertista para retomar su experiencia empresarial. Por querer ir deprisa. Por no saborear una buena aria.
Sus pasos le llevan a una conocida pero ya casi olvidada estación de metro, cercana a su antigua vivienda. Camina hasta un pasillo largo, que recuerda de sus transbordos diarios entre la línea 3 y la 1. Verde y roja. Allí, cuando el día está cayendo, recuerda las veces que lo recorrió con un violín a cuestas. Y cómo alguna vez se paraba, y tocaba algo, sólo por el simple placer de ver las caras de los transeúntes. Allí donde también paró a escuchar a maestros anónimos.
Recorre el pasillo y paso a paso se acerca a quién a esa hora está tocando una pieza. Es un señor mayor. Posiblemente de la edad de su padre, sesenta y largos años. Barba algo desaliñada y unos dedos largos y finos. Javier le mira y escucha acabar los últimos acordes.
Acabada la pieza, Javier saca de su vieja funda el violín que esta mañana ha rescatado de su antigua casa, el que su padre le regaló a los 15 años. Se acerca y le pide una canción.
Juntos comienzan al unísono los primeros acordes de una canción conocida. Son también 3 tenores, 2 en el pasillo y uno allí arriba.
Suena O Sole Mío

Advertisements
Anotació | Aquesta entrada s'ha publicat en Uncategorized i etiquetada amb . Afegiu a les adreces d'interès l'enllaç permanent.

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s