Un año contigo

Llegué hasta allí siguiendo un camino. De esos que transcurren paralelos a tantos otros, casi siempre desconocidos. Llegué hasta allí por un camino de permanentes subidas y bajadas. Con largas rectas, recodos y márgenes que se estrechan.

Llegué hasta ti casi sin saberlo, ajeno al cambio que suponías. Apenas preparado, y con ansias de saberlo todo. De aprender de lo desconocido.

Llegaste a mí, sin embargo, un día soleado. De calor, y medio sesteado.

Llegaste a mí, para cambiarlo todo y re escribirme contigo.

Un año hace, y un poco más cuando escribo estas líneas, que llegaste para cambiar mi manera de contar los días, las semanas y los meses.
Para ralentizar mis noches y alumbrar mis días.
Para hacernos, con tu sola presencia, no más felices, sino simplemente felices.

Un año contigo. Donde te he visto crecer, llorar, reír, sonreír, caminar, y expresarte. Estar, ser.

Te he visto caer y te he ayudado a levantarte. He cogido tus manos y te he alzado por encima de mí.

He compartido tus momentos, que también son los míos. Hemos caminado juntos, poquito a poco, para afianzar tus pasos en este, para ti, nuevo mundo.

Te he visto dormir y despertarte.
Te he visto cerrar los ojos y acurrucarte.

También en mis hombros y en mi pecho.

Te he visto jugar y te sigo viendo aprender. Ten por seguro que cada día aprendo también yo contigo.

Estos primeros pasos de tu vida están siendo también los primeros de una nueva etapa para mí. Para nosotros. Para todos.

Con la certeza de que ya nada es lo mismo. Porque es una nueva etapa que comienza contigo.

Como si pusiera el contador a cero aquél 23 de agosto.

Has sido y eres nuestro mejor regalo, nuestro bálsamo, nuestro pequeño trozo de cielo en la Tierra.

Eres aquello que escribiría en mi diccionario privado, al lado de la palabra “felicidad”. Porque ser feliz es lo menos que puedo ser a tu lado.

Has venido y te has quedado. Con nosotros. Conmigo.

Has venido para demostrar que la medida de la felicidad no es otra que un año contigo.

*Dedidaco a nuestra hija, Aitana. El mejor de nuestros regalos.

Advertisements
Anotació | Aquesta entrada ha esta publicada en Uncategorized. Afegeix a les adreces d'interès l'enllaç permanent.

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s